Saltar al contenido

6 en la sombra

julio 6, 2020


  • Título original: 6 Underground
  • Año: 2019
  • Público apropiado: Jóvenes-adultos
  • Dirección: Michael Bay
  • Intérpretes: Ryan Reynolds, Mélanie Laurent, Corey Hawkins, Adria Arjona, Manuel Garcia-Rulfo, Ben Hardy, Lior Raz, Payman Maadi, Dave Franco
  • Guión: Paul Wernick, Rhett Reese
  • Distribuye en formato doméstico: Netflix
  • Sinopsis oficial

    6 en la sombra

    Seis individuos de todo el mundo, cada uno de ellos mejor en lo que hace, han sido elegidos no solo por su habilidad, sino por su deseo único de eliminar su pasado para cambiar el futuro. El equipo está formado por un enigmático líder (Ryan Reynolds), cuya única misión en la vida es asegurar que, aunque sus compañeros y él nunca serán recordados, sus acciones sí lo serán.

    Crítica

    Team America

    Un millonario que ha fingido su propia muerte ha reclutado a cinco individuos para formar un equipo que persigue a peligrosos criminales y tipos sin escrúpulos. No se conocen entre sí por sus nombres, sino por números, comenzando con su líder, que se hace llamar Uno. Tras perder a uno de los miembros del equipo, durante una misión contra un narcotraficante en Italia, Uno llevará a sus hombres a Turdistán, un país árabe, para secuestrar a un temible individuo que ha dado un golpe de estado.

    Tras más de una década dedicado casi al completo a la saga iniciada con Transformers, de Paramount, Michael Bay ha logrado que Netflix le ceda la friolera de 150 millones de dólares y le haya dado luz verde para rodar lo que quisiera. Como consecuencia ha dado rienda suelta a su estilo propio, lo que quiere decir que parte de un guión aún más inexistente que en sus últimas entregas de la saga de los robots convertibles, pues únicamente parece interesado en componer vistosas secuencias de acción, más violentas que las de sus trabajos precedentes, compuestas con un montaje frenético.

    En el arranque sorprende, por la vistosa persecución inacabable por las calles de Florencia, pero finalmente acaba agotando, por la falta absoluta de personajes de entidad, o de secuencias con un mínimo de tensión dramática. De esta forma desaprovecha a actores de probada solvencia, como Ryan Reynolds y Mélanie Laurent, pues les han tocado personajes estereotipados.