Saltar al contenido

Conquista a medias

julio 6, 2020


  • Título original: The Half of It
  • Año: 2020
  • Público apropiado: Jóvenes-adultos
  • Dirección: Alice Wu
  • Intérpretes: Leah Lewis, Enrique Murciano, Becky Ann Baker, Alexxis Lemire, Daniel Diemer, Catherine Curtin, Collin Chou, Wolfgang Novogratz, Haley Murphy, Alex D. Jennings, Billy Thomas Myott, Veronica Wood
  • Guión: Alice Wu
  • Distribuye en formato doméstico: Netflix
  • Sinopsis oficial

    Conquista a medias

    Paul es un chico guapo y dulce pero poco elocuente que contrata a Ellie, una estudiante de diez muy tímida, para que lo ayude a conquistar a una chica popular. Pero su nueva e improbable amistad pronto se complica cuando Ellie descubre que alberga sentimientos por esa misma chica.

    Crítica

    La Cyrano del instituto

    A Ellie le va muy bien en los estudios, pero sus compañeros apenas le hacen caso, salvo porque le encargan que les haga trabajos de clase, a cambio de dinero. El guaperas del centro, Paul, deportista con poca facilidad de palabra, le pedirá ayuda para conquistar a una chica, Aster, pero Ellie se enamora de la misma.

    Segundo largometraje de la estadounidense de origen asiático Alice Wu, dieciséis años después de Un amor diferente, sobre la relación entre una lesbiana y su madre. Reincide en el tema imitando la fórmula de títulos que trasladan la acción de grandes clásicos al instituto, con personajes adolescentes, como Crueles intenciones, basada en «Las amistades peligrosas», de Choderlos de Laclos, o Fuera de onda, inspirada en «Emma», de Jane Austen. Aquí se hace lo propio con «Cyrano de Bergerac», de Edmond Rostand, pero con una protagonista homosexual. En otro cambio acorde a los tiempos que corren, las cartas de amor se sustituyen por mensajes de WhatsApp.

    Parte de un guión con buenas réplicas, y Wu logra por momentos tensión dramática, con temas como el autodescubrimiento juvenil, o la importancia de mantener conversaciones en persona, cuando se corre el riesgo de abusar de las redes sociales. Además, se ha esforzado por dar profundidad a sus personajes, aprovechando el correcto trabajo de la protagonista, Leah Lewis, y del resto del reparto. Pero no acaban de resultar creíbles, se diría que Ellie resulta demasiado introvertida, hasta el punto de que llega a desesperar al espectador, Paul se pasa de torpe, y Ellie no deja de ser el arquetipo de aprovechada, que sale con un chico adinerado por puro interés. Esto ralentiza demasiado el ritmo, y llega a desesperar.