Saltar al contenido

El practicante

septiembre 16, 2020


  • Título original: El practicante
  • Año: 2020
  • Público apropiado: Jóvenes-adultos
  • Dirección: Carles Torras
  • Intérpretes: Mario Casas, Déborah François, Guillermo Pfening, Celso Bugallo, Pol Monen, Raúl Jiménez, Maria Rodríguez Soto
  • Guión: Carles Torras, David Desola , Hèctor Hernández Vicens
  • Sinopsis oficial

    Ángel trabaja como técnico en emergencias sanitarias a bordo de una ambulancia. Tras sufrir un grave accidente, su vida junto a Vane empieza a desmoronarse. Obsesionado con la idea de que ella le es infiel, convertirá su vida en un infierno del que será difícil escapar.

    Crítica

    Parálisis física… y anímica

    Ángel trabaja en el servicio de urgencias de un hospital como auxiliar de una ambulancia. Tiene como compañero a Ricardo, un argentino, y vive con su atractiva novia francesa Vane, una estudiante. Querrían tener hijos, pero él parece tener espermatozoides perezosos, lo que dificulta el embarazo. Por otra parte Ángel es un tipo mezquino y celoso, que además suele rapiñar en las pertenencias de los pacientes que deben atender, es frecuente que robe algún objeto de los accidentes de automóvil, o que aproveche la muerte de una anciana solitaria en su casa, para llevarse algo que estime de valor y empeñarlos. En una de las guardias, van a sufrir un accidente, a resultas del cual Ángel queda paralítico, debe ir en silla de ruedas y hacer rehabilitación. Su carácter se agria, y aunque Vane se esfuerza en cuidarle, se convierte en víctima de sus celos y mal humor, que llevará a extremos insospechados.

    Carles Torras entrega un thriller bastante previsible y con personajes monolíticos de escaso interés. Tras el prometedor comienzo del servicio en un accidente de carretera, la narración discurre por caminos muy trillados, y con una incapacidad preocupante a la hora de crear suspense. No sé si el algoritmo de Netflix ha indicado que «Thriller + Mario Casas = Lo petamos», pero en el aspecto artístico y de cine de género, el resultado es insatisfactorio a todas luces.

    Mario Casas se esfuerza simulando ser tetrapléjico, pero su Ángel es tan antipático que resulta difícil que el espectador pueda sentir algún interés por sus problemas, y por sus reacciones de niño mal criado, espiando a su novia, o molestando al perro de su vecino. Y el el personaje más trabajado, por así decir, porque novia, compi de trabajo y vecino carecen de cualquier matiz, por no decir nada de dos policías de opereta que asoman en un momento dado.

    Quieres ver esta Pelicula? Dale a los botones aqui abajo para ver los enlaces de Ver y Descargas y dejanos tu comentario